HISTORIA DE LA CONSAGRADA Y CORONADA IMAGEN DEL PATRIARCA SEÑOR SAN JOSÉ VENERADA EN SU SANTUARIO ARQUIDIOCESANO

patriarca san jose El origen de esta bella imagen que preside el altar mayor del Santuario Arquidiocesano dedicado al Patriarca Señor San José en la Ciudad de Guatemala, es desconocido al no disponer de documentación que permita establecer con certeza que escultor de la Guatemala colonial esculpió esta imagen, que representa al Santo Varón de pié, cargando al Niño Jesús en uno de sus brazos, y en el otro sostiene la vara floreada.

 Esta imagen de José ha sido atribuida al escultor colonial Alonso de la Paz y Toledo por poseer características escultóricas observadas en obras que se atribuyen al mencionado artista.

 Hacía 1740, una importante vecina del Barrio “El Tortuguero” de la Muy Leal Ciudad de Santiago de los Caballeros de Guatemala, obsequió la imagen de San José, que poseía en su casa, a la recién establecida capilla dedicada al Padre Legal del Salvador. El establecimiento de esta capilla no contó, inicialmente, con la licencia de las autoridades españolas por lo que fue cerrada y la Imagen del Santo se colocó provisionalmente en la Iglesia de Santa Lucía.

 Al ser autorizada la construcción de la Ermita, se trasladó la imagen nuevamente a la capilla y se inició la construcción de un templo formal, el que se estrenó y bendijo el 20 de febrero de 1761, ese día la Imagen del Señor San José fue llevada en procesión desde Catedral a su Templo.

 Después de la destrucción de la Capital del Reino de Guatemala por los terremotos de Santa Marta en 1773, la Imagen de San José fue trasladada al Valle de la Virgen, asentamiento de la Nueva Guatemala, el 27 de Marzo de 1780; colocándose en el altar mayor de su nuevo templo, el 25 de noviembre de 1783, cuando fue bendecido.

En los finales del siglo XVIII, S.S. El Papa Clemente XIII emitió un decreto autorizando que las efigies de San José pudieran ser adornadas con corona imperial, por ser Él descendiente de la Real estirpe de David, Cabeza de la Casa del Rey del Cielo y Esposo de la Reina de los Ángeles y de los hombres; en atención a ese decreto pontificio, el Prioste de la Ermita del Señor San José de esta Capital, Br. Don Diego Mora solicitó al Arzobispo Metropolitano de esa época Doctor Don Cayetano Francos y Monroy, que la imagen de San José venerada en dicha ermita fuese coronada.

El ilustre prelado accedió a tan particular petición y dispuso que la ceremonia se celebrase para la víspera de la Festividad del Patrocinio del Señor San José, que ese año 1789, cayó el 3 de Mayo.

La ciudad de Guatemala se vistió de fiesta los días 1,2 y 3 de Mayo, según lo describe Domingo Juarroz en su Historia de la Ciudad de Guatemala:

“Iluminose la Ciudad las noches 1º, y 2º de mayo: se traxo la efigie de Señor San José la citada noche del dia primero á la Catedral, y se colocó en un suntuoso trono. El dia segundo por la mañana se le cantó misa: y á las quatro de la tarde se comenzaron a tocar las esquilas de la Catedral, á donde concurrió el Señor Arzobispo, los dos Cabildos, el Clero Secular, las religiones, la Nobleza, y un inmenso pueblo. A este tiempo ya estaba toda la Iglesia iluminada, y revestido de Pontifical el Ilustrisimo Señor Arzobispo, y dos Prebendados de Ministros: descendiese del trono la Imagen del Santo Patriarca, incensóla S. Ima. Y trayendo el Diacono en una fuente de plata la corona, ciño con ella el Señor Arzobispo la frente de Señor San José. Inmediatamente se dio repique general y se ordenó la procesión cantando el himno Te Deum Laudamos, y otros que asigna el Ritual, para las procesiones de acción de gracias. En la citada procesión precedian dos Angeles ricamente vestidos; después iba la Tercera Orden de Nuestra Señora del Carmen con la Imagen de Santa Tereza: seguian las Religiones con sus Patriarcas: y últimamente el Clero, que llevaba la Coronada Imagen de Señor San José, baxo palio, cuyas baras sostenia la Nobleza: el Señor Arzobispo hacia de Preste, y detrás iba el Noble Ayuntamiento de esta Ciudad. Dirigíose la procesión para la Iglesia de Señor San José, las calles por donde pasó estaban vistosamente adornadas con colgaduras de seda, se quemaron dos castillos, uno a la mitad de la procesión, y otro al llegar a la Ermita. El día tercero se celebró la enunciada coronación, con misa cantada y sermón, que predicó el Señor Maestrescuela Dr. D. Juan de Dios Juarros, y cantó la misa el Señor Provisor y Vic. Gen. Lic. D. Ambrosio Llano: Asistió el referido Señor Arzobispo D. Cayetano Francos y Monroy, ambos cabildos, y la Nobleza. A imitación del citado Padre Prioste fueron coronando en las demás Iglesias a las imágenes de Señor San José, con cuya ocasión se hicieron plausibles funciones.”

En 1999, doscientos diez años después de aquellos históricos acontecimientos para nuestra Iglesia particular, el 16 de Mayo, Festividad de la Ascensión del Señor; el Canónigo Rector del Santuario Arquidiocesano del Señor San José, Ilustrísimo Monseñor Tomás Barrios Sánchez solicitó a S.E. Reverendísima Monseñor Próspero Penados del Barrio, Arzobispo Primado de Guatemala, la CONSAGRACIÓN de la Coronada e Insigne Imagen del Santo patriarca. El máximo Prelado de la Arquidiócesis de Guatemala respondió positivamente a dicha petición el 29 de Junio, Fiesta de los Príncipes de la Iglesia, Pedro y Pablo, y S.E. decretó que dicha consagración se realizase el 19 de Diciembre de 1999 a las cinco de la tarde en el Santuario Arquidiocesano del Señor San José, lugar donde esta bellísima Imagen ha recibido la veneración de generaciones de guatemaltecos y convirtiéndose así en la primera imagen distinta a las de Nuestro Señor Jesús y su Santísima Madre en ser consagrada en la Iglesia Católica de Guatemala. FGMT